Queridos amigos quiero compartir estas palabras que me llegaron  al e mail a través de un boletin al  que me suscribí hace poco tiempo leanlo y reflexionen al igual que lo hice yo

“Tomàs, la vida es un camino lleno de sorpresas.

No es un camino aburrido y tedioso, si logramos verlo desde una  perspectiva diferente.

A menudo una transición es iniciada por un tiempo de crisis o conflicto.

Esa crisis, conflicto o simplemente cambio brusco de trayectoria puede venir cuando
estamos en nuestro mejor momento, cuando las cosas van viento en popa y el barco parece
abrirse camino con seguridad y triunfante ante el majestuoso e imponente mar de la vida
o puede suceder cuando nos sentimos secos, vacíos, dando vueltas en medio de un desierto
y con anchas ganas de salir corriendo y no volver a mirar para atrás.

Una transición representa una etapa de cambio entre una experiencia y otra.
Esto trae como resultado un desarrollo en la vida.

Cuando Dios quiere llevarnos a una transición, él trata primero con nosotros y permite
que ciertos factores comiencen a aparecer en la antesala de las transiciones.”

“A veces ocurren cosas en nuestra vida que parecen desagradables, sin sentido ni plan y hasta nos parece que más nos hunde; pero si esperamos y tenemos confianza en Dios, nos daremos cuenta de que cada prueba, cada tribulación, es como una piedra arrojada sobre las quietas aguas de nuestra vida, que nos trae más cerca de nuestro objetivo.”

Boletin Renuevo de Plenitud

Anuncios