dimecarlota

Cuentan que un día llegó la una a amar a aquella otra. 
La una abrazaba al tiempo mientras la otra fingía irse. 
La una no supo morir y a volar enseñó a sus alas. 
Y fue así como la otra al amor llegó a rendirse. 

Nadie supo cómo fue, si fue ficción, si fue mentira. 
Dicen que les vieron fabricando astros al mirarse. 
La leyenda de dos lirios que se besan noche y día, 
que entre el tiempo y la catástrofe no comienza a terminarse.

Una tarde afortunada los planetas se reunieron 
a acordar que era tiempo de inventar a dos seres juntos. 
Imponentes se formaron uno detrás del otro
a ver sus besos que enunciaban amor sin comas ni pausas ni puntos. 

El amor no sabe de odio ni el odio sabe de ellas. 
Se entregaron a la vida y olvidaron al pecado. 
Sin estar cerca del cielo, se…

Ver la entrada original 107 palabras más

Anuncios